martes, 29 de enero de 2008

LA NOCHE DEL TERROR CIEGO (1971)


DIRECCIÓN: Amando de Ossorio
GUIÓN:Amando de Ossorio
INTERPRETES: Lone Fleming , César Burner , Helen Harp

MÁS INFORMACIÓN: http://www.imdb.com/title/tt0067500/

SINOPSIS: Betty y su novio Roger se encuentran en Lisboa por motivos laborales, allí Betty se encuentra con una antigua compañera de internado, Virginia. Los tres viajan en un tren y Virginia, por celos, decide bajarse en un pueblo aislado, Berzano, donde tan solo hay una abadía abandonada. Allí Virginia es atacada por un ejército de seres siniestros...



COMENTARIO: En 1971 Amando de Ossorio comienza una tetralogía sobre zombies, pero no unos cualesquiera, ¡unos monjes templarios zombies!.
Virginia se encuentra con su antigua amiga Betty, con un flashback en el que queda claro que habían compartido algo más que cuarto. Celosa del novio de Betty, Virginia salta del tren en el sitio más aislado que puede (lógico por otra parte, ya que el único trabajo de las víctimas de las películas de terror es ponérselo muy fácil a los monstruos): Berzano.
La chica en cuestión es atacada por unos templarios zombies, podemos llamarlos zomblarios, y termina muy fatal. Pero lo más asombroso es que estos zomblarios se mueven con una lentitud pavorosa y aún así, la protagonista es incapaz de escapar!! de no creerlo.
Los amigos, que en el fondo tienen sentimientos, arrepentidos y sobre todo angustiados por desconocer el paradero de Virginia, deciden dar la vuelta e ir a buscarla. por supuesto también serán atacados. En este punto de la película, los zomblarios aparecen con caballos templarios igual de zombies, y ahí ya son implacables.
Definitivamente lo más espeluznante es el final: en un intento por salvar a los pobres amigos que se esfuerzan por alcanzar el tren y huir de una muerte cruel, los zomblarios, por una vez en toda la película llegan más o menos a tiempo, alcanzan el tren, asesinando a todos los pasajeros y con la espantosa posibilidad de que esparzan "su amor" por doquier...
Tiene un tempo un tanto lento, pero sin duda, el hecho de presentar los zomblarios resulta una de las más grandes aportaciones del fantástico español.

viernes, 11 de enero de 2008

LA LLAMADA DEL VAMPIRO (1972)

DIRECCIÓN: José María Elorrieta
GUION:Fermín Sandoval , José María Elorrieta , Enrique González Macho
INTÉRPRETES: Diana Sorel , Nicholas Ney , Ines Skorpio , Loretta Tovar , Beatriz Lacy , Antonio Giménez Escribano

MÁS INFORMACIÓN: http://www.imdb.com/title/tt0067352/

SINOPSIS: A la doctora Materlick le ofrecen un puesto de medico personal del Baron von Rysselbert, ya que han ocurrido cosas extrañas y nadie quiere ese puesto excepto ella, doctora y muy interesada en el vampirismo. Allí conocen al hijo del Barón, Carl, que mantiene un comportamiento extraño y nervioso, pero aún así hace amistad con la ayudante de la doctora, Erika.

COMENTARIO: Lo que primero llama la atención de esta película es una curiosa mezcla de vampirismo y licantropía. Aunque no hay transformación en hombre lobo, sí que la luna afecta y provoca la transformación vampírica.
Se respira una atmósfera de inquietud a pesar de que sabemos desde el principio que la amenaza es una bella vampira rubia que camina (o casi fluctúa) hacia el Barón con sus colmillos afilados. Carl es un personaje excitado que lo único que hace es perturbar al espectador con su nerviosismo. Más adelante sabremos que también está siendo convertido en vampiro por esa bella rubia que en realidad es su prima, con la que tenía un affair, y que fue atacada por un vampiro mientras retozaban por el campo (con el primo, claro está).
Sin duda los mejores planos son los protagonizados por Carl. Sus ojos azules y su tez pálida contrastan con la sangre que mana de su boca, rebosante de la sangre que acaba de robar a una de sus víctimas. El director incluso se atreve a rodar algunos planos con gran angular, lo que acetúa esa desazón.
Como es habitual en este género, y más desde que la Hammer dejara su impronta haciendo explícita la sexualidad que subyace bajo los arquetipos vampíricos, las vampiras además de esparcir su amor por doquier, no dejan a un lado la moda y aparecen con unos sedosos y esponjosos camisones (cortísimo, por supuesto) de seda que ondulan al mismo ritmo que la sensualidad que desprenden estas chupasangres. No faltan, por supuesto, las gratuitas escenas lesbicas de turno...
Es muy probable que se rodaran varias versiones, una para España y otra (u otras) para el extranjero, de hecho el final resulta un poco caótico e incomprensible.